Pachira acuatica

$15.070,00

Sin existencias

SKU: PE0080-M30 Categorías: ,

Especie arbórea originaria de las regiones tropicales del continente americano, la Pachira  aquatica, también conocida como castaño de agua o castaño de Guinea, se cultiva como planta de interior y resulta sumamente atractiva gracias al trenzado de su tronco y al verde brillante de sus hojas.

En realidad, el aspecto entretejido del tallo principal de esta planta no se da en condiciones naturales, sino que es consecuencia de cultivar al mismo tiempo de tres o cuatro plántulas que se van entrelazando a medida que van creciendo y conformando lo que a simple vista parece un solo tronco con una base gruesa y una parte superior más delgada.

En cuanto a las condiciones ambientales más óptimas para su crecimiento, la Pachira aquatica no soporta temperaturas inferiores a los -2,2 º C en lugares bien ventilados e iluminados pero sin recibir luz solar directa permanente. En todo caso, es mejor graduar su exposición a la luz según la edad de la planta y el clima reinante en la zona, por ello los ejemplares pueden ubicarse en lugares parcialmente sombreados en aquellas regiones en las que se registran veranos muy cálidos y secos.

La humedad ambiental es otro factor a considerar en el cuidado de la Pachira aquatica,  que debe mantenerse a un nivel anual no inferior al 60 %, algo que puede lograrse rociando los alrededores de la planta con un pulverizador con boquilla fina, o bien con la ayuda de un humificador, sobre todo en aquellas zonas geográficas con climas secos.

Cuando se va a colocar a la Pachira aquatica en una maceta, primero se coloca una capa de perlita para asegurar un buen drenaje, y luego se completa con un sustrato fértil de consistencia franca y ligeramente ácido.

El riego debe aplicarse cada diez días, y para asegurarse de no excederse en la cuota de agua se acostumbra regar un poco dejando que el suelo se seque ligeramente entre cada aplicación.

Ir arriba